Cómo viajar por muy poco dinero

Viajar y ahorrar dinero
Viajar y ahorrar dinero

Porque todos tenemos derecho a disfrutar de nuestras vacaciones, aquí tenéis una lista de consejos positivos a la hora de elegir un destino a donde viajar durante esos días que tan duramente nos hemos ganado a lo largo del año. Son cosas sencillas y que pueden ayudaros a ahorrar bastante dinero. No lo dudéis ahora no hay excusa para no viajar.

1- Buscar.- Lo primero es buscar y buscar, comparar, seguir buscando… hay que hacer un estudio de mercado durante varios días, entre las diferentes ofertas que nos presentan las diferentes agencias o, mejor aún, las webs de viajes, que no son pocas.
2- El destino.- Obviamente hay que intentar huir de los destinos que celebren algún acontecimiento puntual: Eurocopa, Juegos Olímpicos, el concierto del siglo, etc. Hay que buscar un lugar que nos guste, pero saber cuál es el momento perfecto para visitarlo y eso varía de año en año. Además, cada destino tiene su propia temporada alta y sus mejores momentos estaciones y meses para visitarlo. Eso es fácil de reconocer y siempre hay que tenerlo en cuenta.

Elige el medio de transporte
Elige el medio de transporte

3- El medio de transporte.- Si bien el avión es el transporte estrella para largas distancias, cada vez es más complicado y engorroso, eso sin contar con las insoportables escalas, por lo que quizá nos compense echar un vistazo también a las ofertas en tren, barco o incluso autobús y alquiler de coche. Siempre hay tarifas reducidas y un viaje por Europa, por ejemplo, es mucho más cómodo hacerlo por tierra.
4- La reserva.- lo ideal es reservar con la mayor antelación posible, ya que eso tiene bonificación de precio reducido, aunque es recomendable contratar también un pequeño seguro de cancelación por lo que pueda pasar. Es muy importante, leer hasta la última palabra, sobre todo cuando se viaja con compañías de bajo coste o poco serias (o las dos cosas). Aunque también hay algunas agencias y webs que ofrecen viajes de última hora y que tienen precios muy interesantes, pero ante la duda… antelación.

Viaja en la écpoa correcta
Viaja en la écpoa correcta

5- Información previa.– cuando hayamos decidido el destino, es recomendable investigar sobre el mismo, para saber lo que más nos interesa, lo que queremos ver, lo que no, lo típico, lo realmente importante… y a continuación, los días que cierran los museos, los días que son gratis, los descuentos que ofrecen, las ofertas, todo. Y si no estamos seguros, es bueno leer las opiniones de otros que ya hayan hecho ese viaje.  De esta manera no acabaremos “picando” en las  excursiones de última hora, que son carísimas y que normalmente no merecen la pena.
6- Cuándo viajar.- tengamos en cuenta que la temporada alta encarece sensiblemente los precios. Lo ideal sería viajar lejos de los meses clave: julio, agosto, semana santa y navidad. Aunque también es cierto, que hay que tener en cuenta las fechas festivas de cada destino y en función de eso, elegir la fecha. También es más barato viajar entre semana que los fines de semana, por supuesto.
7- Vuelo + hotel.- salvo contadas ocasiones, los paquetes que incluyen vuelo y hotel no compensan, porque se suele tratar de hoteles muy alejados del centro y al final lo que te ahorras por una parte, te lo gastas por otra en transporte. No siempre es así, pero sí muchas veces. En destinos como Sudamérica por ejemplo, es conveniente llevar todo el viaje cerrado desde casa. Pero en Europa, la mayoría de las veces compensa contratar el vuelo por separado y después buscar un buen hotel, que nos guste y nos convenza. Y eso es un ahorro.
8- Alojamiento.- lo mejor es coger alguna buena oferta de alojamiento por Internet. Un paquete de varias noches. Es muy importante tener en cuenta que el cómputo de estrellas no es igual en todos los países. España es uno de los más exigente, en cambio hay otros que parece que la categoría viene regalada, así que una veces un hotel es un cuchitril y otras un hostal parece un palacio, así que recomiendo no discriminar y hoteles, hostales, casas de huéspedes y Bed and Breakfast. Porque en muchas ocasiones no sólo es más barato, sino que merece la pena disfrutar de una experiencia así. Y no olvidéis que los hoteles céntricos parecen más caros, pero en ocasiones el transporte es un factor a tomar en cuenta.

Traza tu propio itinerario
Traza tu propio itinerario

9- La zona turística.- olvidaos de comer y comprar en las zonas turísticas. Siempre hay que echar a andar y recorrer otros barrios en los que el precio de la comida, de los recuerdos, de los regalos puede salirnos por menos de la mitad que en el centro. Tomad buena nota de que en la mayoría de las ciudades, las especialidades gastronómicas se venden también en los supermercados y su precio es muy, muy inferior, pero la calidad es la misma.
10- Moverse en el destino.- en la mayoría de los casos es conveniente hacerse con un abono de transporte público y movernos así, pero a veces, en ciertos destinos es una pérdida de tiempo ya no respectan los horarios, así que os recomiendo mirar también tarifas de alquiler de coches. Aunque si hacéis los deberes con anterioridad, quizá no haga falta más que un plan de acción organizado y os podáis mover a pie haciendo una ruta equilibrada cada día.