Cómo viajar por muy poco dinero

Viajar y ahorrar dinero
Viajar y ahorrar dinero

Porque todos tenemos derecho a disfrutar de nuestras vacaciones, aquí tenéis una lista de consejos positivos a la hora de elegir un destino a donde viajar durante esos días que tan duramente nos hemos ganado a lo largo del año. Son cosas sencillas y que pueden ayudaros a ahorrar bastante dinero. No lo dudéis ahora no hay excusa para no viajar.

1- Buscar.- Lo primero es buscar y buscar, comparar, seguir buscando… hay que hacer un estudio de mercado durante varios días, entre las diferentes ofertas que nos presentan las diferentes agencias o, mejor aún, las webs de viajes, que no son pocas.
2- El destino.- Obviamente hay que intentar huir de los destinos que celebren algún acontecimiento puntual: Eurocopa, Juegos Olímpicos, el concierto del siglo, etc. Hay que buscar un lugar que nos guste, pero saber cuál es el momento perfecto para visitarlo y eso varía de año en año. Además, cada destino tiene su propia temporada alta y sus mejores momentos estaciones y meses para visitarlo. Eso es fácil de reconocer y siempre hay que tenerlo en cuenta.

Elige el medio de transporte
Elige el medio de transporte

3- El medio de transporte.- Si bien el avión es el transporte estrella para largas distancias, cada vez es más complicado y engorroso, eso sin contar con las insoportables escalas, por lo que quizá nos compense echar un vistazo también a las ofertas en tren, barco o incluso autobús y alquiler de coche. Siempre hay tarifas reducidas y un viaje por Europa, por ejemplo, es mucho más cómodo hacerlo por tierra.
4- La reserva.- lo ideal es reservar con la mayor antelación posible, ya que eso tiene bonificación de precio reducido, aunque es recomendable contratar también un pequeño seguro de cancelación por lo que pueda pasar. Es muy importante, leer hasta la última palabra, sobre todo cuando se viaja con compañías de bajo coste o poco serias (o las dos cosas). Aunque también hay algunas agencias y webs que ofrecen viajes de última hora y que tienen precios muy interesantes, pero ante la duda… antelación.

Viaja en la écpoa correcta
Viaja en la écpoa correcta

5- Información previa.– cuando hayamos decidido el destino, es recomendable investigar sobre el mismo, para saber lo que más nos interesa, lo que queremos ver, lo que no, lo típico, lo realmente importante… y a continuación, los días que cierran los museos, los días que son gratis, los descuentos que ofrecen, las ofertas, todo. Y si no estamos seguros, es bueno leer las opiniones de otros que ya hayan hecho ese viaje.  De esta manera no acabaremos “picando” en las  excursiones de última hora, que son carísimas y que normalmente no merecen la pena.
6- Cuándo viajar.- tengamos en cuenta que la temporada alta encarece sensiblemente los precios. Lo ideal sería viajar lejos de los meses clave: julio, agosto, semana santa y navidad. Aunque también es cierto, que hay que tener en cuenta las fechas festivas de cada destino y en función de eso, elegir la fecha. También es más barato viajar entre semana que los fines de semana, por supuesto.
7- Vuelo + hotel.- salvo contadas ocasiones, los paquetes que incluyen vuelo y hotel no compensan, porque se suele tratar de hoteles muy alejados del centro y al final lo que te ahorras por una parte, te lo gastas por otra en transporte. No siempre es así, pero sí muchas veces. En destinos como Sudamérica por ejemplo, es conveniente llevar todo el viaje cerrado desde casa. Pero en Europa, la mayoría de las veces compensa contratar el vuelo por separado y después buscar un buen hotel, que nos guste y nos convenza. Y eso es un ahorro.
8- Alojamiento.- lo mejor es coger alguna buena oferta de alojamiento por Internet. Un paquete de varias noches. Es muy importante tener en cuenta que el cómputo de estrellas no es igual en todos los países. España es uno de los más exigente, en cambio hay otros que parece que la categoría viene regalada, así que una veces un hotel es un cuchitril y otras un hostal parece un palacio, así que recomiendo no discriminar y hoteles, hostales, casas de huéspedes y Bed and Breakfast. Porque en muchas ocasiones no sólo es más barato, sino que merece la pena disfrutar de una experiencia así. Y no olvidéis que los hoteles céntricos parecen más caros, pero en ocasiones el transporte es un factor a tomar en cuenta.

Traza tu propio itinerario
Traza tu propio itinerario

9- La zona turística.- olvidaos de comer y comprar en las zonas turísticas. Siempre hay que echar a andar y recorrer otros barrios en los que el precio de la comida, de los recuerdos, de los regalos puede salirnos por menos de la mitad que en el centro. Tomad buena nota de que en la mayoría de las ciudades, las especialidades gastronómicas se venden también en los supermercados y su precio es muy, muy inferior, pero la calidad es la misma.
10- Moverse en el destino.- en la mayoría de los casos es conveniente hacerse con un abono de transporte público y movernos así, pero a veces, en ciertos destinos es una pérdida de tiempo ya no respectan los horarios, así que os recomiendo mirar también tarifas de alquiler de coches. Aunque si hacéis los deberes con anterioridad, quizá no haga falta más que un plan de acción organizado y os podáis mover a pie haciendo una ruta equilibrada cada día.

Iguala de la Independencia. Descontrol absoluto

México es el 15º país del mundo por llegadas de turistas internacionales. Un buen puesto teniendo en cuenta que en el mundo hay 194 países reconocidos. Un buen puesto que en mi opinión no consigo explicarme, ni de lejos.
México es, sin duda, un país con un inmenso potencial. Hermoso, gastronómicamente incomparable y muy rico en cultura e Historia, aunque desgraciadamente la mayoría no esté aprovechada y, en mucho casos, ni si quiera cuidada. ¿A quién le importa? Si con un esfuerzo mínimo se sitúan en el puesto 15, ¿para qué hacer más? Es lógico.
Aun así a mí me sorprender que la gente tenga miedo de viajar a ciertos lugares y a otros se vaya tan ligeramente. Porque México es uno de esos lugares en los que uno no acaba de creerse las cosas que ve o que lee. Y es que el chorreo es constante, que si seis turistas españolas violadas en Acapulco, que si 360 mujeres asesinadas, 600 desaparecidas y subiendo en Ciudad Juárez, que si 754 secuestros en 2013… y así hasta la gota que colma todos los vasos: los estudiantes de Ayotzinapa. Un caso entre muchos, uno que ha tenido la suerte de salir a la luz, pero uno que tristemente, ni es el único, ni es el primero ni muchísimo menos va a ser el último.
El hecho de que haya delincuencia es un punto en contra, corrupción, problemas con la droga… bien, hasta ahí podemos pensar que entra dentro de lo normal. Todas las sociedades adolecen de un grupo  más o menos amplio de manzanas podridas. Unos más y otros menos. Pero normalmente, repito, normalmente, el monopolio de la maldad lo tienen los “malos”. Cuando la policía pasa a formar parte de ese grupo y peor aún, cuando lo lidera… yo ya no sé a dónde llevarme las manos. Ole, ole. Si los que trabajan (y cobran de nuestro dinero) para defendernos son los que nos extorsionan (de hecho la mordida es casi un sello de identidad de México), nos secuestran y nos matan, apaga y vámonos. Yo espero, en mi cabeza estructurada por el primer mundo, que me secuestre un terrorista, que me ataque un loco… y que venga un policía y me defienda, me ayude, me salve. Si estas no son las reglas con las que se juega en México, yo, personalmente, no pondré allí mis pies.
Todos sabemos que México no es el país más legal del mundo, que la corrupción está a la orden del día, pero bien mirado… ¿cuál lo es? Porque en España de corrupción tenemos todos un máster. Pero cuando la inseguridad alcanza esas cotas, ya la cosa pierde el sentido, ya no sabemos con qué reglas vamos a jugar. Y yo sin reglas no juego, porque no estoy segura de poder ganar. Arriesgarse tontamente… es tontería. Y mientras la cosa no cambie, no mejore, no se haga nada, no merece la pena. Pero ¿qué hacer? Obviamente el paquete a los locales, ya se les ha ido de las manos. ¿Entonces? ¿Cómo Estados Unidos podía sentirse tan amenazado por un país casi al otro lado del mundo y no notar nada ahora? Ahí sí hay mucho que rascar, y lo mismo los vecinos del sur necesitan que alguien les eche una mano. Recordemos que México también tiene petróleo y que si bien, no está gobernado por un dictador loco, sí lo está por un loco que además es un ignorante absoluto… que a mi juicio es casi peor, porque no tiene ni la más remota idea de la que está liando. Y para luego, va a ser tarde.
Como sazonador os invito a ver este VIDEO  tan representativo de la locura del ser humano y de lo que se está cociendo en el Nuevo Mundo. Para terminar aprovecho las palabras con las que termina el señor Murillo Karam, porque definen exactamente lo que siento: “A mí, me duele este asunto”.

Lo inteligente es alquilar en vacaciones

Ahora que está tan de moda esto de alquilar alojamientos turísticos para pasar nuestras vacaciones, al mismo tiempo que conocemos un destino como la palma de nuestra mano y disfrutamos de nuestros días de descanso, es posible también ahorrarse unos euritos en el presupuesto. Nada mejor en los tiempos que corren. Y debe ser cosa buena, no hay más que ver los esfuerzos que hace el gobierno por regular este nicho de mercado y ponerlo cada vez más difícil. Ninguna publicidad es mejor para dejar bien claro que es la mejor manera de irse de vacaciones.

Y es que quizá pasearse por la llanura manchega no sea una elección cara en ningún caso, pero acercarse hasta la playa, con lo bonitas que son las españolas… hace que el euro rinda menos y haya que recortar. De ahí que sea mejor buscarse la vida y elegir uno mismo qué clase de alojamiento quiere y dónde lo quiere. A mí me parece que Internet en ese sentido ha hecho maravillas, abriendo mercados y facilitando las cosas a los que somos de naturaleza perezosa. Por ejemplo, Niumba, dispara en todas direcciones y te ofrece viviendas de lujo que, en otras circunstancias deberíamos conformarnos con ver en las fotos delas revistas, acompañadas de unos suspiros nostálgicos. Pero ¿quién quiere una villa de 150 metros cuadrados en Menora cuando nosotros trabajamos en Madrid? Esas casas no se limpian solas… y poder disfrutarla una semana sin más preocupación que tendernos mano sobre mano bajo el sol, es un lujo, que sí podemos permitirnos. ¿Quién quiere pasar sus vacaciones año tras año en el mismo apartamento de Salou, por muy lujoso y bonito que sea? Es mucho más práctico alquilar un apartamentonuevo unos días y el año que viene, alquilar otro diferente en otro sitio. Así podemos conocer diferentes destinos. ¿Quién puede querer vivir en una casita rural perdida en algún lugar de Andalucía por mucho encanto que tenga? Esas cosas surgen y una vez seguro que resulta un lugar encantador, pero quizá, el mes que viene, nos apetezca más escaparnos a otra provincia… que en España hay muchos sitios que descubrir y es obligatorio visitar el mayor número posible de ellos, si queremos decir que conocemos realmente el país.
Niumba tiene algo así como 25.000 apartamentos turísticos, más de 1.000 casas rurales y más de 1.000 villaspara elegir. No hay excusa para no conocer el país entero, probar todo tipo de experiencias y posibilidades y disfrutar con todos los sentidos. ¿Quién quiere una segunda vivienda de vacaciones cuando puede tenerlas todas y además ahorrar dinero?
Pero vamos, que quien dice vacaciones dice escapada, dice celebración, dice despedida de soltero, dice luna de miel o dice simplemente… porque sí. Y voy más lejos, porque no sólo hay villas, casas rurales o apartamentos, sino estancias tan originales como un molino de harina, una casa decorada con obras de arte, una casa racionalista patrimonio de Barcelona o una Hacienda de olivar del silo XVII… por ejemplo. A veces hay que darse un capricho y sentirse como un rey, como una reina… como un niño y pasárselo bien antes de volver a la rutina, ¿no os parece?
El caso es que podemos dar la vuelta al mundo alquilando casas ajenas y disfrutando de la buena vida, pero si queréis estar de moda y seguir la tendencia de este año, Niumba ha elaborado un informe con los destinos más punteros para el verano 2014. La playa se lleva el gato al agua con 9 de cada 10 reservas. Sol y playa para las vacaciones, pero ¿dónde? Pues está claro: Cádiz, Baleares y Málaga. Seguidos de cerca por Alicante, Valencia, Almería, Canarias, Castellón, Huelva y Tarragona. El sur y el levante español están de moda y si queréis ser parte de los trending topic veraniego, ya sabéis a dónde tenéis que ir en vacaciones.

Deja que Triporg organice tu viaje


Nace una nueva herramienta para la organización de tus escapadas.
Dicen que lo mejor de un viaje son los días previos a él. Es cierto, pero desde luego no lo es, ni mucho menos, la parte en la que tenemos que invertir horas y horas en la organización. Internet, para bien o para mal, ha supuesto la liberalización de las tecnologías y la información, hasta tal punto que, hoy en día no hace ninguna falta acercarse hasta la agencia de viajes de toda la vida para que alguien, con preparación suficiente, nos ayude a decidir, elegir, comprar y pagar lo que serán nuestras vacaciones. Pero esa labor a veces se hace tediosa, complicada e incluso aburrida. ¿No es cierto? De hecho, a veces tenemos esa innegable sensación de desamparo. Tanta información… puede ser poco rigurosa, puede ser parcial o aún peor, a veces puede ser fraudulenta, lo que nos lleva a temer que puedan estafarnos a la hora de contratar nuestro viaje.
Para eso, ha nacido Triporg. Un portal especializado en viajes y pensado para facilitar al máximo la labor de organización de cualquier persona que quiera  conocer otras ciudades y culturas. No hace falta tener ninguna idea previa. Basta con registrarse y dejarse llevar.  Además es gratis.
Para empezar a tomar contacto, puede ir a tiro hecho y elegir el destino que más te gusta, pero si no lo tienes claro, entonces te sugieren una serie de ciudades que puedes recorrer virtualmente para decidirte definitivamente. Después, en ese recorrido virtual, puedes ir marcando todos los sitios que te parecen interesantes y el programa se encargará de calcular la ruta para que puedas visitar todos esos lugares durante tu estancia en esa ciudad. Te marca el tiempo que tardas en desplazarte de un punto a otro, las actividades interesantes que puedes realizar allí y te da algunos consejos. Aunque lo mejor de todo es que gestiona el tiempo de tal manera que lo aprovecharás al máximo y no perderás ni un minuto de tus vacaciones. Y esa es una de las cosas que más le importan a un viajero. Aprovechar bien el tiempo.
También dispone de una agenda, que incluye los eventos, ferias, exposiciones y celebraciones en general, más divertidos y más interesantes que tendrán lugar en esa ciudad, durante el tiempo que estés en ella. Además, y en mi opinión, eso es quizá lo mejor, también ofrece apps para tu móvil, lo que quiere decir que una vez organizado el viaje y con todo cerrado y confirmado, lo puedes llevar en tu bolsillo… pero ¿y si algo cambia? Pues lo marcas en tu selección y la ruta se recalcula sobre la marcha, porque también hay que dejar lugar para la imaginación y la improvisación.
Para mí es una gran oportunidad, aunque como muestra un botón… simplemente hay que probarlo, porque al fin y al cabo, ¡no perdemos nada!

10 cosas gratis que regalar en Reyes


Estamos a un pasito de que sus majestades los Reyes Magos de Oriente lleguen a casa cargados de regalos y nos inunden los zapatos con todo eso que hemos escrito en nuestra cartita de niños buenos. Claro que si no es nuestro caso, porque no hemos sido tan buenos como se esperaba de nosotros y lo que vamos a recibir, en el mejor de los casos, es un precioso saquito de carbón para nuestras barbacoas veraniegas… entonces tengo la solución. Porque aquí os voy a dejar una divertida y súper útil lista con 10 cosas gratuitas que podéis regalar o regalaros.
Empecemos por esos fantásticos paseos turísticos que se ofrecen en muchas ciudades, en los que voluntarios con un amplio conocimiento del tema, nos llevan de la mano a lo largo de una parte de la ciudad, al tiempo que nos dan una clase magistral sobre la materia.
Otra idea es un masaje. Un masaje personal. De esos que uno se prepara, mirando un libro, leyendo un poquito por internet algunos consejillos, lo que se debe hacer, lo que no, lo que más gusta… no se trata de un masaje terapúetico ni descontracturante ni medicinal… nada de eso, no estamos diplomados y podemos liarla parda, pero para un masaje relajante, de esos que son puro placer y mimo… ese sí. Ese es un regalazo.
Una deliciosa comida o incluso una cenita romántica. Pero en toda regla. Desde salir a comprar los ingredientes, hasta pasarnos la tarde metidos entre fogones para preparar el más delicioso y exquisito de los bocados.
Una visita a un museo. En casi todos los museos hay un día que es gratuito y que nos da la oportunidad de visitarlo y disfrutarlo sin tener que pagar ni un euro. En España, por ejemplo, para los ciudadanos de la UE es el miércoles.
Una noche astronómica. Sí, una clase magistral sobre las estrellas. Para ello nos tocará documentarnos un poquito, leer, buscar, informarnos y conocer alguna que otra divertida historia sobre el qué y el porqué. Después, buscar un lugar un poco alejado de la ciudad, donde la contaminación lumínica no sea tan grande y… a disfrutar.
Un concierto. Uno de esos cientos de conciertos gratuitos que se ofrecen en las iglesias y en los conservatorios, en las escuelas de música, en los ayuntamientos… quizá no sean músicos ni cantantes de primer orden, pero el nivel es aceptable y la buena música siempre se agradece.
Un adorno que hagamos nosotros mismos. Bien sea una pulsera, un collar, unos pendientes o un pisapapeles, un cenicero, una taza decorada… cualquier cosa que hagamos y decoremos con nuestras propias manos es siempre un detalle precioso.
Un poema. Quizá no sea nuestro punto fuerte, pero si le echamos un poco de voluntad, siempre saldrá algún versito curioso y esas cosas llegan al alma. Pero si no lo ves, la otra opción es escribir un cuento personalizado. Eso hace mucha ilusión. Y si además, tiene moraleja o podemos encontrar referencias personales entre los personajes de la historia… entonces mejor que mejor.  Y, por último, un paseo romántico por un parque que sea especial por alguna razón o una excursióna la montaña, al lago, a la playa, con picnic incluido es algo que a todo el mundo le gusta. ¿Qué os parece? ¿son suficientes ideas o necesitáis alguna más? Feliz día de Reyes para todos.

De vacaciones a Chernobyl. Turismo nuclear


Cada vez nos resulta más y más difícil innovar en el tema del turismo. A la hora de buscar un viaje que sea realmente original y que nadie haya hecho,  nos da por pensar y pensar y se nos ocurren las cosas más peregrinas. La última novedad es el turismo radiactivo.
Como si no fuera difícil conseguir ahorrar y después juntar unos días libres para poder romper la rutina y dedicarte a cualquier cosa que no sea hacer lo mismo que haces todos los días de cole… ahora vamos a jugarnos la vida en esos días de asueto para… pues para ser originales y salirnos de la norma.
No sé. No lo veo. Pero debe de tener su cosa, porque parece que ahora que es posible visitar la ciudad dormitorio que descansa abandonada junto a lo que fue Chernobyl… recibe nada menos que 10.000 inconscientes turistas al cabo del año. Este rebaño de aguerridos aventureros entra en la restrictiva zona de exclusión reconvertida en incipiente parque temático nuclear que parece ser susceptible de explotarse turísticamente. No lo veo y sin embargo, inconsciente de mí, estoy desenado tener oportunidad de ser una de esas descerebradas que se juegan la vida, porque sí… por el simple placer de conocer algo que no conozco. Por el morbo de descubrir, que es lo que nos mueve al fin y al cabo.
Especialmente cachondo se me hace el comentario de los responsables de estos improvisados tours de 10 minutos, que es lo que es el tiempo que se permite disfrutar de la ciudad fantasma a los turistas: “No hay ningún peligro de radiación, pero… por si acaso, ¡mejor no vengan ustedes en pantalón corto!”. Da qué pensar. Cierto es que la tela del pantalón vaquero no parece ser la mejor protección contra la radiación, pero si tomamos en cuenta aquella leyenda urbana en virtud de la cual, cuando el terror nos atenaza por la noche, nos tapamos hasta las orejas con la sábana… supongo que el hecho de llevar una pizca más de tela, pues tranquiliza. Quieras que no, algo es algo.
Chernobyl, mejor dicho Prípiat, la ciudad dormitorio de la central nuclear, se encuentra a unos 150 km de Kiev, en Ucrania. 25 años han pasado después de la tragedia y la visita se desarrolla a cosa de 200 metros del reactor número 4, donde tuvo lugar todo el tinglado. De hecho, el tour transcurre, contadores “geiger” en mano, (porque la radiactividad tardará miles de años en remitir y contra eso…) y termina con un detector de radiación al salir del recinto. No tengo claro que ocurre si uno al salid, da positivo, qué ocurre… pero la autoridad competente asegura que en 10 años que llevan gestionando esa novedad, sólo han recogido un “positivo”, de un incauto que llevaba los zapatos contaminados.
El punto álgido de la visita es la noria. Y es que sólo tres días después de la tragedia tenían previsto abrir en Prípiat, un fabuloso parque de atracciones, que sería el orgullo de la URSS y del que quedan como testigos, la noria amarilla y algunos coches de choque, que no llegaron ni a estrenarse. Paradójicamente… los turistas se pegan por hacerse las fotos en este sitio. Al final, para algo ha servido el despliegue de medios.
Esto me recuerda una película bastante regular, que se estrenó en 2012: Chernobyl Diaries, en la cual un grupo de inconscientes (estos sí, con total seguridad, eran inconscientes por no decir algo más grave) se aventuran en un tour poco “serio” y acaban pasando las de Caín en la ciudad. Lo único que ciertamente consiguió la película, además de hacerte pasar un rato de absoluto pánico peliculero, es poner de manifiesto el hecho de que este lugar está rodeado de algo mágico que atrae… que atrae tanto que te juegas la vida por pasar allí 10 minutos y tan contento.

Cerdo al estilo de los Alpes franceses


A petición popular os traigo una receta deliciosa que aprendí en mi viaje por los Alpes franceses. Concretamente en Châtel. A unos cuantos kilómetros del Lago Lemán. Un sitio absolutamente maravilloso, idílico diría yo, pero de esos en los que el invierno se pone duro y hace que la comida contundente sea la única forma de mantenerse con vida.
Desde luego allí, además de conocer personas extraordinarias, pasear por sitios tan bonitos que a veces me gusta recordarlos antes de dormir y de pasárnoslo increíblemente bien, para lo que tengo que añadir que el ir bien acompañado es un ingrediente necesario… además de todo eso, decía, comí como si fuera mi último día en la tierra. Y engordé más o menos en la misma medida, porque todo es comida de esa que vale lo que pesa. A la vieja usanza.
Uno de los platos más apetecibles, y además muy fácil de hacer es este que os traigo hoy: el cerdo al horno.  
Los ingredientes: una cinta de lomo de entre kilo y medio y dos kilos. Una cebolla, un vasito pequeño de vino blanco, aceite, sal, caldito de carne, una cucharada de mostaza, azúcar moreno, pan rallado, cebollino y un poquito de aceite de oliva. También se puede hacer con un lomito de pato y está buenísimo, pero yo tenía más a mano la cinta de lomo.
Empezamos por dorar la carne en la sartén. Todo el trozo, sin contemplaciones ni cortes… vuelta y vuelta hasta que se dore, despacito. Después ponéis un pelín de aceite en una fuente, sal gorda en el fondo, el lomo encima y al horno… 150º y más o menos 20 minutos.
Después lo sacamos. Y untamos la parte superior con mostaza, como si fuera un trozo de pan… después espolvoreamos el pan rallado por encima y otro poquito al horno. 10 minutos más. Hacemos cortes del tamaño de las rodajas que veis en la foto, más o menos. Y lo dejamos reposar un pelín mientras hacemos la salsa.
Vamos a cortar y a freír la cebolla… la retiramos y aprovechando la sartén, podemos freír ahí también un poquito de patata o cebolla, pero para pocharla, no para que cruja. Y después ir agregando caldo de carne y un poquito de vino blanco… al gusto, sal y aceite de oliva… no demasiado, en cantidad… dependiendo del tamaño del lomo. Que reduzca un poco… y si está muy líquido lo podéis espesar con algo de harina, pero no hará falta… el ojo por ciento no falla nunca.
Luego ponéis la salsa y las patatas en la fuente de antes y encima el lomito y al horno de nuevo, un pelín para que todo coja color y calor y al sacarlo, cortáis otro poquitín de cebolla y de cebollino y lo espolvoreáis por encima de las rodajas de carne y tiene que quedaros lo mismo que tengo yo en este plato. Una delicia.

Vuelos para adultos


¿Qué os parece el tema? Vuelos exclusivamente para adultos. No, no tiene nada que ver con ningún contenido sexual sino con el hecho de que los que vuelan sean adultos y no se permitan niños a bordo. Dicho así suena bastante clasista, pero lo cierto es que tiene su lógica. Y es que es algo que sólo se puede comprender cuando uno ha pasado 12 horas de vuelo en un asiento cerca de un bebé que apunta maneras como futuro cantante de ópera.  Bebés que lloran descorazonadoramente durante más horas de las que tú eres capaz de mantenerte despierto. O esos encantadores infantes públicos, cuyos padres son tan generosos que apuestan por la custodia compartida. Compartida con todo bicho viviente y no queda claro si esperan que seas tú quien les regale un pedacito de tu educación a modo de sonora bofetada. En fin… hay vuelos en los que uno definitivamente tiene mala suerte y a veces, esos vuelos son largos. Lo que hace que se conviertan en mucho, mucho más largos y ninguna de las amables atenciones de la azafata te sirven de nada, cuando lo único que quieres es abrir la puerta, dar un par de palmadas y gritar: “ale, al recreo” con la esperanza de que los angelitos salten al vacío para jugar un ratito fuera.
Bueno, entre la mala suerte de que un bebé llore por el comprensible dolor de oídos que le provoca el cambio de presión y la falta de interés de algunos padres por educar a sus fieras… hay muchos niños que se suben a un avión y ni se les oye ni se les siente hasta que el avión aterriza. Y también puedo dar fé de ello, porque además os aseguro que yo fui una de esas niñas del segundo tipo. Pobrecita de mí si no, que mi madre en concepto de educación, era una catedrática honoris causa.
Ahora, el tema es el siguiente: ¿es justo que paguen todos los niños por unos cuantos? Lo ideal sería, por un lado que los padres tuvieran a bien educar a sus vástagos como parte del dulce cometido de eso, ser padre; y por otro que las azafatas contasen con un botiquín suficiente que permitiera eliminar el dolor de los más pequeñines y así no sólo aliviar su dolencia, sino suavizar de paso el viaje a los demás pasajeros.
El caso es que algunas compañías como Malaysia Airlines, Air Asia, Singapore Airlines, Scoot Airlines… en otras, ofrecen opciones de zonas restringidas para menores de 12 años, bajo el nombre de “zona tranquila”. Y quizá la idea no sea del todo mala, sino que simplemente esté mal planteada. La solución es crear un área apartada, insonorizada incluso, y en ella que viajen los niños maleducados, en compañía de los pasajeros adultos que hablan a gritos, los que se emborrachan y montan numeritos y todos aquellos cuyo comportamiento es igual de molesto, aunque tengan más de 12 años. ¿Estáis de acuerdo?

Viena, cada vez suena mejor


¿Recordáis lo bien que sonaba Viena hace un mes? Pues éste ha sido el resultado. Si alguna vez os habéis preguntado ¿cómo es la vida en Viena? Nuestro amigo Iván Ferreiro lo resume de una forma fantástica y muy personal en este video, que estoy segura de que os va a encantar. A mí, me tiene enamorada. ¿Qué os parece? 
9DBF3104-e909f4555009667712db532a9b58f118

Viena ha sonado genial con Iván Fereiro


Iván y Amaro Ferreiro en MQ. Viena
Hace cosa de un mes, a nuestros amigos de la Oficina de Turismo de Viena se les ocurrió hacer una colaboración con Iván Ferreiro y lanzar un concurso para que 4 personas viajaran a la ciudad con la intención de participar en la grabación del video del nuevo disco de Iván.
La idea era contestar a una simple pregunta: ¿Por qué tú y nadie más que tú debería ser elegido para ir a Viena y participar en este video? Y las mejores respuestas han ganado un viaje para dos personas.
Los afortunados, es decir, los que dieron las respuestas más indiscutibles fueron Toni e Inés, así que ellos, acompañados de Lourdes y Carlota llegaron a Viena el pasado día 6. A partir de entonces, todo fue pura diversión.
Rodando el video para el nuevo disco de Iván y su hermano Amaro Ferreiro, hemos estado con ellos en el Museum Qartier, en la noria del Prater, comprando discos, en una lancha por el Danubio, en el restaurante Palmenhaus, en los viñedos de Conbenzl, en un sinfín de sitios chulísimos para terminar rematando con un estupendo concierto en el Strandbar, es decir, un bar a orillas del Danubio con auténtica arena de playa… semejando eso, una playa.
En concierto en el Strandbar.
¿Qué os puedo adelantar? Si sois fans del ex cantante de Los Piratas… pues que el video va a ser algo más que bonito. Os va a encantar. Eso seguro. Pero además las canciones, en su línea, son íntimas, de las que se disfrutan, bueno ya sabéis cómo son sus canciones. Y si no, lo sabréis en junio.
Iván es un chico simpático, es decir poco, abierto, sencillo, divertido, auténtico. Su hermano Amaro, a quien también hemos tenido oportunidad de conocer con un poquito más de profundidad, es un chico sorprendente. Tremendamente sincero, cariñoso, abierto, muy inteligente y además muy gracioso. Claro que tanto arte, no se comprende sin la musa, su mujer Paula, que también ha formado parte de nuestro curioso grupo en el disfrute de este proyecto. Porque no sólo es guapísima, además es un encanto de mujer y tremendamente discreta. Ya podemos ver de dónde les llega la inspiración, al menos a Amaro.
Inés y Carlota
Los otros protagonistas de esta historia, Toni y Lourdes e Inés y Carlota. Cuatro chicos afortunados que se han animado a formar parte de esta aventura y nos han proporcionado la oportunidad de pasarlo maravillosamente bien a su lado.
¿Moraleja de esta historia? Los premios tocan, así que no dejéis de visitar la página de Viajes a Austria, para que estéis al día de todo lo que puede ocurrir en los próximos meses.